¿A tu perro le conviene ir al parque?

Boncan Educación Canina | 01/05/2014

Investigadores canadienses estudian como afecta a los perros la visita a parques para perros basándose en los niveles de cortisol.

El cortisol, hidrocortisona, es una hormona esteroide producida en el eje hipotalámico -pituitario- adrenal en respuesta al estrés y otros estímulos. Aumenta el azúcar en la sangre a través de la gluconeogénesis y ayuda con las grasas, proteínas y metabolizando los carbohidratos. Se ha estudiado las relaciones entre el cortisol, los comportamientos sociales y los rasgos de personalidad.

Personalidades caninas

En un intento por determinar por qué los niveles de cortisol aumentan más en algunos perros que en otros durante las visitas a los parques para perros, se buscaron correlaciones que pudieran ocurrir sobre la base de la personalidad de un perro, lo que se denominó: “Estilos de adaptación”. Los estudios de la personalidad del perro se han centrado a menudo en el estudio de los perros de la policía, estos perros se caracterizan conductualmente por tener un estilo de adaptación ambivalente, mostrando más signos de estrés agudo y demostrando un aumento de cortisol en respuesta a un estímulo amenazante. ”

Otras evaluaciones de la personalidad se basan en el análisis de los rasgos de personalidad, tales como la exploración, la audacia, el miedo y la agresión. Para su estudio, los investigadores canadienses eligieron una evaluación de la personalidad llamada “Cuestionario  de la Personalidad Canina Monash – Revisado” (MCPQ – R), que utiliza una escala de calificación de 26 rasgos agrupados en cinco dimensiones de la personalidad:

• Extraversión

• Motivación

• Enfoque de educación

• Amabilidad

• Neurosis

Motivación y enfoque de educación son quizás los únicos rasgos exclusivos para perros domésticos en términos de medición de la personalidad. Los investigadores trataron de determinar las relaciones entre el cortisol, la personalidad y comportamientos específicos y los cambios posturales indicativos de juego, el agonismo (espíritu de lucha) y el estrés de los perros que interactúan en los parques para perros.

Estudio 1

En la primera parte del estudio, se reclutaron 11 propietarios con sus perros. Los propietarios de perros en esta parte del estudio tendían que visitar el parque para perros al menos de tres veces al mes. Cada uno tomó muestras de saliva antes y después de un paseo y antes y durante la visita al parque para perros (Quidi Vidi en San Juan de Terranova, un espacio que mide 45 por 65 metros). Los dueños de perros se congregan en varios bancos del parque.

Estudio 2

En la segunda parte de la investigación participaron 60 perros de compañía. Los propietarios fueron reclutados por los investigadores y las evaluaciones de personalidad en el estudio fueron hechas por los dueños de los perros. Después de una sesión de juego se tomó una muestra de la saliva del perro.

Categorías de Actividades conductuales

Los comportamientos documentados por el equipo de investigación fueron divididos en cuatro grandes categorías: (1) jugar/atención, (2) el agonismo, (3) el estrés y (4) el montaje.

En promedio, los perros estaban solos cerca de un tercio del tiempo que estuvieron en el parque. Pasaron cerca de 40 % de su tiempo con los seres humanos y sobre el 23% con otro perro o perros. Los perros machos jóvenes pasan más tiempo en pareja (con otro perro) que las hembras de cualquier edad. Los investigadores observaron que “los perros que muestran comportamientos más agonísticos tendían a exhibir más conductas relacionadas con el estrés.” (Tal vez sea cierto que los matones se preocupan más por la intimidación que la mayoría de los miembros de cualquiera de las especies.)

“Sólo los machos montaron y de los siete machos que lo hicieron, tres eran sexualmente activos. No hubo hembras receptivas sexualmente, sin embargo el montaje se produjo fuera de un contexto sexual y se determinó que se producía, principalmente en el contexto del juego.

Las conductas agonísticas fueron, según los investigadores, bastante raras. Un perro agresivo, o uno propenso a atacar es poco común en la mayoría de los parques para perros.

Los niveles de cortisol

Los niveles de cortisol aumentaron más con las visitas al parque para perros que al salir a caminar. Los niveles de cortisol en cinco perros se correlacionaron negativamente con el número de visitas al parque. Es decir, para algunos perros que llegaron con poca frecuencia al parque, los niveles de cortisol eran muy altos en el momento de realizar la visita. La postura encorvada se relacionó significativamente con los niveles de cortisol.

Los perros que no habían visitado el parque desde hacía algún tiempo tendían a mostrar más comportamientos relacionados con el estrés y los perros que habían visitado el parque dentro de la semana de la sesión de pruebas mostraron menos indicadores conductuales de estrés que los que había visitado hacia más de una semana de la sesión.

Los investigadores plantearon la hipótesis:

“En conjunto estos datos sugieren que el aumento de cortisol detectado en los perros en el parque para perros es causado por al menos dos procesos: primero; la mayoría de los perros son propensos emocional y fisiológicamente a estresarse ante la presencia de sus congéneres y por el ambiente físico del parque lo que conlleva un aumento del cortisol. Segundo; los perros que no visitan frecuentemente el parque o los nuevos visitantes sufren estrés seguramente por la novedad, mostrando los niveles más altos de cortisol (en especial los perros con escasas visitas o en perros que no habían visitado el parque desde hacia más de una semana). Una razón adicional para el aumento de cortisol en algunos perros puede estar relacionado con su predisposición subyacente hacia el temor. En este estudio los perros que puntuaron alto en la dimensión MCPQ -R mostraron mayor frecuencia de postura encorvada pero no los niveles más altos de cortisol. Esto puede ser debido al hecho que los perros neuróticos temerosos en este contexto muestran aumentos en el cortisol inducidos por la excitación que puede enmascarar cualquier relación entre neurotismo y cortisol. Estos perros que muestran una postura encorvada son posiblemente los perros más estresados ​​del parque, así mismo la postura encorvada también está altamente relacionada con la frecuencia de conductas muy estresantes y más concretamente con los comportamientos de esconder el rabo y huir “.

Los investigadores sugieren que “los dueños de perros que muestran la postura de echarse ante otro perro reconsideren la exposición de su perro a esta situación por razones de bienestar.”

Extroversión en propietarios y los perros

Los perros que visitaron el Quidi Vidi Dog Park fueron significativamente más extrovertidos que los de un estudio previo de un gran grupo de perros.

“Esto puede implicar que los perros de la muestra representan un subconjunto de la población de perros, es decir, los perros altamente extrovertidos, que se describen por sus dueños como altamente activos, enérgicos, excitables, hiperactivos, vivaces e inquietos… Es posible que los propietarios de estos perros sean más propensos a llevar a sus perros a un parque sin correa que los dueños de los perros menos activos para proporcionarles oportunidades de sociabilizar y de ejercitarse. Alternativamente, los perros que asisten al parque para perros pueden llegar a ser más extrovertidos a través de ese proceso, ya que tienen oportunidades de ser físicamente activos y de socializarse”.

Conclusión

Los investigadores concluyen que la mayoría de los perros “en especial los que califican como físicamente activos y amables los propietarios, parecen tener experiencias positivas en general en el parque para perros y es más que probable el beneficio de la actividad física y de la interacción social que supone.”

Fuentes: John Ensminger. Applied Animal Behaviour Science

Trabajos de adiestramiento y modificacion de conducta en perros. Feines d’ensinistrament i modificacio de conducta en gossos. Training dogs

 

No Comments

Post A Comment